Entre lo urgente y lo importante

Entre lo urgente y lo importante

Después de varias semanas nuestro blog de marketing jurídico tuvo una caída en el ritmo de posteo. Todas las semanas trabajamos para brindarte dos nuevos ingresos que te ayuden y orienten en todo lo que se refiere al marketing jurídico, hasta que el día del traspiés llegó. Desde que lanzamos el blog supimos que en algunas ocasiones esto podía pasar, en especial cuando alcanzáramos un pico de trabajo y este fue el caso. Verás, ha sido la lucha entre lo urgente y lo importante. Ahora te lo explicamos.

El crecimiento nos va llenando de proyectos y tareas, eso nos pasa a todos por igual. No hay empresa que, al crecer, no vea cómo progresivamente su capacidad instalada va siendo puesta a prueba. A veces se trata de capacitar más y mejor a nuestro equipo, o hacer de este uno más grande o, simplemente, de gestionar mejor el tiempo, ponderando, por ejemplo, entre lo urgente y lo importante.

En nuestra experiencia, esta distinción es clave en los abogados cuando entienden la necesidad de trabajar aspectos relacionados al marketing y a las comunicaciones de sus Firmas o de sus propias marcas personales. La toma de conciencia sobre la necesidad de trabajar de manera profesional el posicionamiento y el progresivo conocimiento de todo lo que ello implica hace que quieran pasar de 0 a 100 en cuestión de días.

Si bien es fantástico lograr que, cada vez más abogados, comprendan la importancia y la utilidad del marketing para el posicionamiento profesional de carreras tan formales como la abogacía, este subidón de adrenalina hace que se suela obviar la planificación porque el enfoque está puesto en los resultados tangibles, pero no es posible construir cimientos sólidos sin análisis y organización. Asimismo, el echar a andar muchos frentes a la vez genera que, luego de unas semanas, se les haga mucho más difícil hacer seguimiento de todo lo que pusieron en marcha, porque su actividad profesional demanda todo su tiempo. Es aquí cuando toca aplicar métodos de organización como el método Eisenhower.

Una de las mejores técnicas para lograr una adecuada gestión del tiempo es la matriz de Eisenhower que divide las tareas entre lo importante y lo urgente.

Ike Eisenhower fue un militar estadounidense que organizó el desembarco en Normandía y fue Presidente de los Estados Unidos. Este político y militar estadounidense es conocido, además, por su gran capacidad de organización y por haber difundido un método efectivo de gestión del tiempo, mediante el desarrollo de una matriz que permite dividir las tareas entre lo urgente y lo importante.

Eisenhower sostenía que habían tareas más o menos importantes y tareas más o menos urgentes.

De acuerdo a esto realizó la siguiente clasificación

  • Tareas urgentes e importantes: son aquellas que debemos realizar cuanto antes y de preferencia nosotros mismos. Si fuese necesario delegar entonces tendremos que considerar de todas maneras la posterior supervisión.
  • Tareas urgentes, pero no importantes: son aquellas que debemos delegar, usualmente se trata de acciones mecánicas o de menor alcance que de seguro pueden ser realizadas por integrantes de menor rango de nuestro equipo.
  • Tareas importantes, pero no urgentes: son aquellas que debemos programar en la agenda para su posterior realización o análisis.
  • Tareas ni importantes ni urgentes: son aquellas que de plano podríamos descartar o postergar sin fecha específica.

De esta manera, por ejemplo, si fuera el caso de una Firma de abogados que recién está en creación o de abogados que ejercen de manera independiente y quieren trabajar su marca personal, lo primero será desarrollar su planificación y crear aquellos espacios de visibilidad en el medio jurídico antes de pensar en competir en rankings internacionales o invertir en publicidad pagada en medios escritos o radiales. Es decir, habrán actividades urgentes e importantes por sobre actividades solo importantes. Más adelante, cuando la Firma o el abogado haya logrado el primer nivel de posicionamiento entonces sus actividades importantes se volverán también urgentes como parte de su crecimiento.

Naturalmente, este método de gestión del tiempo de Eisenhower puede aplicarse en todas las actividades profesionales al interior de las Firmas de abogados. Desde la gestión de los casos, los métodos de captación de clientes, la gestión de cobranza, entre otros. Este método de organización bien podría ser evaluado y aplicado, particularmente, por aquellos abogados jefes de Estudio o de áreas, ya que cuantas más responsabilidades tengamos, mejor capacidad de delegación y seguimiento debemos desarrollar.

Así pues, lo mismo ocurrió con nosotros esta semana, las tareas de los proyectos de nuestros clientes son, y siguen siendo, urgentes e importantes; mientras que nuestro espacio en el blog tuvo que pasar a la posición de solo importante. Igual, aquí estamos. Digamos que, además de aplicar la matriz de Eisenhower, estamos convencidos de que querer es poder.

¿Te gustó este post?

Suscríbete para recibir más posts como este

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email